Entorno del Camping Deva en Gijón (Asturias)


La denominada "Capital de la Costa Verde" es una villa costera situada a la orilla del Mar Cantábrico. De gran atractivo turístico cuenta con tres playas: San Lorenzo, El Arbeyal y Poniente. La Universidad Laboral, el Palacio de Revillagigedo, el Palacio Valdés, el Pozo de la Barquera o las Termas Romanas de Campo Valdés, son algunos de los sitios que no se pueden dejar de visitar.

Enfrente de la Universidad Laboral mencionada anteriormente, se encuentra el Jardín Botánico Atlántico espacio que muestra la flora y la vegetación de los territorios atlánticos. Con 16 hectáreas de terreno, en él pueden verse miles de plantas de especies diferentes. Dentro se desarrollan una gran varidad de actividades para todos los públicos, con un intensos programas educativos. Periódicamente tienen lugar en él eventos y exposiciones.

A menos de 2 kilómetros del camping se encuentra este majestuoso edificio fue construido a mediados del siglo XX para ofrecer formación profesional a los hijos huerfanos de los mineros. Luis Moya lo diseñó a imagen y semejanza del Partenón de Atenas y con la misma intención: que para acceder a su interior hubiera que rodearlo para apreciarlo en toda su magnificencia.

A 25 kilómetros de Gijón está la capital de Asturias conocida internacionalmente por entregarse anualmente los Premios Príncipe de Asturias. Destacan entre otros monumentos su catedral, de estilo gótico y con la Cámara Santa en su interior, los monumentos prerománicos de Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados.

En un radio de 15 kilómetros del camping, el viajero puede encontrar una gran cantidad de playas y de espacios naturales para su disfrute. La magnífica ubicación del camping, a menos de dos kilómetros de la autopista hace que los desplazamientos sean rápidos a cualquier lugar.

Hablar de Asturias es hablar de naturaleza, "Asturias Paraíso Natural" rezaba el eslogan. Covadonga, sus lagos, Lastres, Ribadesella, Cudillero, Llanes, Luarca o varios parques naturales y reservas de la naturaleza son un reclamo turístico perfecto para venir a nuestra región. Para complementar lo anterior, la rica gastronomía hace que el viajero que viene, vuelva.